Levi Sherwood

UN “KIWI” CON UNA MISIÓN

Levi Sherwood Rider Profile Header

Estadísticas clave

36won
18lost
All time head-to-heads won and lost
5
8
3
2nd1st3rd

Levi Sherwood se ha pasado las últimas dos décadas años siguiendo los pasos de su padre, Dave Sherwood, un piloto profesional de speedway (la competición en que los pilotos dan vueltas a un circuito oval de tierra). Se puede decir que Levi creció rodeado de motos y los consejos de su progenitor le han servido para labrarse una carrera como rider profesional de FMX, aunque al principio sus pasos iban encaminados al motocross. Pero a la nueva estrella de los Red Bull X-Fighters no tardó mucho en darse cuenta que los saltos y los trucos del estilo libre eran más emocionantes que el MX. Y pese a que aún hoy compite en algunos eventos de motocross y supercross para divertirse, el corazón de Sherwood, de 22 años, está completamente entregado al FMX.

Levi Sherwood ha formado parte de diversos eventos nacionales en su Nueva Zelanda natal y también ha sido miembro del Crusty Tour australiano durante varios años. Su debut internacional fue en la prueba del Red Bull X-Fighters en Ciudad de México, en 2009. Allí demostró al mundo que la juventud no estaba reñida con el talento y logró una impresionante e inesperada victoria, sobre todo porque fue inscrito como piloto invitado. Ese resultado le granjeó un puesto permanente en el Red Bull X-Fighters desde la siguiente prueba, disputada en la ciudad canadiense de Calgary, y el resto es historia. Levi no pudo repetir la victoria de México, pero se consagró como uno de los mejores riders del campeonato de 2009 gracias a sus consistentes actuaciones y a los espectaculares trucos que justifican completamente su apodo: "The Rubber Kid" (El Chico De Goma).

Al acabar en sexta posición en 2009, Levi tenía asegurado un lugar en el certamen de 2010, en el que fue uno de los cinco riders que lucho por el título hasta el final. Todo parecía ir a favor del joven kiwi tras ganar en Moscú, lograr la medalla de plata en los X-Games y volver a ganar en Londres. Pero tuvo una fuerte caída en los LG Games de la localidad de Pomona, en California. Las lesiones producidas por dicha caída le forzaron a perderse la última prueba del año, en Roma, que no tuvo más remedio que ver por la tele. Tras varios meses de recuperación, Sherwood volvió subirse a la moto a finales de 2010 para entrenarse de cara a la gira de Nitro Circus por Nueva Zelanda de principios de 2011, evento que le sirvió de preparación de cara a la nueva temporada.

Ganar el premio "Swatch Best Move" y quedar quinto en el evento inaugural de la temporada demostró que Sherwood estaba recuperando la forma. Su actuación más aclamada e impresionante -tras una larga discusión entre los jueces- fue su 4º puesto en Brasil, en una ronda en la que no hizo ninguno de sus trucos con flips rotatorios bocabajo.
Por culpa de algunas lesiones, Levi no pudo formar parte de varios eventos del campeonato de 2011. Pero volvió en Australia y fiel a su estilo, acabó en una fantástica segunda posición. Tras varios altibajos en los dos últimos años, 2012 bien podría ser el gran año de Sherwood.

Tras diversos altibajos en esas dos temporadas, Sherwood completó su mejor temporada en 2012. Ganó en tres de los cinco eventos disputados al hacer gala de su refinado y elegante estilo y en una lucha que llegó hasta la mismísima final del último evento, en Sídney, que le enfrentó al galo Thomas Pagès -segundo clasificado final-, Sherwood se coronó como campeón del mundo.
En 2013 fue tercero en México y finalista en Dubái, solo superado por un inspirado Dany Torres. Japón y España fueron eventos en los que el neozelandés acabó a mitad de la tabla y, a final de año, obtuvo la quinta posición final.

En 2014, Levi demostró que no es flor de un día. Con una actuación más que buena en México, Levi volvió a lo más alto del podio en la capital norteamericana, tras ganar en 2009, en su primera aparición internacional. Los rivales de Sherwood se sorprendieron de que el joven kiwi continuase con su racha en Japón, donde fue capaz de ir más allá en la pista más grande de la temporada. Su arsenal de trucos, completados de manera impecable desde la primera sesión de entrenamientos hasta la mismísima final le dieron una más que merecida victoria. Con ganas de repetir su victoria de Madrid en 2012, Levi volvió a salir a por todas, pero no pudo superar a un Josh Sheehan pletórico, quien dio cuenta del neozelandés con su Doble Backflip, relegéndole al tercer puesto.

El viaje a Múnich fue una especie de 'dejà vu' de lo acontencido en Madrid, ya que Sherwood repitió el tercer puesto logrado en España. Con ganas de darlo todo en Sudáfrica, las cosas empezaron bien, al dominar las sesiones de entrenamientos. No obstante, en la primera ronda de la clasificación, el de Palmerston no acabó de girar bien en un backflip, cayó aparatosamente y se lesionó un hombro. Levi lo intentó en el evento principal pero tuvo que retirarse y ceder una corona que bien podría haber sido suya.

Al final, el neozelandés terminó en segunda posición en 2014, y abrió la temporada 2015 de manera espectacular, en México. La decisión de los jueces de ciudad de México de dioses de las más duras en la historia de este campeonato, ya que terminó en una decepcionante segunda plaza, tras completar una participación excepcional.

Desafortunadamente, todo se hizo cuesta arriba para el piloto de KTM en la segunda parada, pese a estar en óptimas condiciones físicas. Tras una caída en Atenas, perdió su ronda y se fue a casa con el peor resultado del año, una octava plaza.

Desde entonces, Levi recuperó el ánimo y acabó segundo en Madrid, antes de que la mala suerte vuelve a cebarse con él, teniendo que acabar su temporada antes de tiempo por culpa de antiguas lesiones y la necesidad de sacarse algunos clavos del cuerpo. A pesar de participar en sólo tres de las cinco pruebas de la temporada, el piloto aún pudo acabar en una impresionante quinta plaza y afromtó 2016 con más ganas.

Entonces, Sherwood perdió el podio de Madrid por un margen muy escaso. Pese a ello, no debemos olvidar su anterior historial en España, que aunque no siempre positivo, le convierte en uno de los grandes favoritos a la victoria. Como cada año, el público español apoyará a este neozelandés loco con sus fantásticos trucos de corte clásico y unas aptitudes físicas fuera de lo común. si apostáis, sería aconsejable no hacerlo en contra de él.