Información del piloto

Nombre:
Mat Rebeaud
Vive en:
Payerne, Switzerland
Moto:
KTM SX 350
FMX desde:
2003
Website:
www.matrebeaud.com
Moto:

Mat empezó a montar en moto con cuatro añitos, al seguir los pasos de su padre y su abuelo, ambos pilotos de motocross. Antes de probar fortuna en el FMX, Mat pasó varios años como profesional del MX.

A principios de 2005, Mat se trasladó a California para aprovechar la oportunidad de entrenar bajo el resplandeciente sol del estado norteamericano. En Suiza, país de origen del rider, el clima está dominado la mayor parte del tiempo por la nieve y la lluvia. Ese riesgo dio sus frutos casi de inmediato. Mat llegó a ser el mejor piloto en la clasificación del Campeonato Mundial de FMX de la FIM de ese año y en enero de 2006 ganó su primera medalla de plata en los X Games. En marzo ganó el evento del Red Bull X-Fighters en Ciudad de México por delante de su ídolo, el rider americano Travis Pastrana. En aquella ocasión, Rebaud no pudo evitar exclamar: "¡Éste es el mejor día de mi vida!".

En 2007, recién acabado el proceso de recuperación de una fractura de fémur, Rebeaud volvía al redil más fuerte que antes. No llegó al podio por un margen muy escaso en la prueba de los Red Bull X-Fighters de 2007 en Ciudad de México, pero pocos días más tarde, fue el vencedor del evento de la gira Night of the Jumps celebrado en la ciudad suiza de Basilea, y acabó en segunda posición –justo por detrás de Travis Pastrana– en los eventos del Red Bull X-Fighters de Slane Castle (Irlanda) y Madrid.

En 2008, Mat se llevó el primer evento del Campeonato Mundial Red Bull X-Fighters en Ciudad de México. Después, fue segundo en Rio de Janeiro, consiguió su primera victoria en suelo americano en la prueba de la ciudad tejana de Fort Worth, logró una nueva victoria en Madrid, consiguió la medalla de plata en los X Games en la categoría de Moto X Freestyle y obtuvo la cuarta victoria de la temporada en la prueba de los Red Bull X-Fighters disputada en las canteras de la ciudad alemana de Wuppertal, con la que consiguió el título de campeón del mundo a falta de la última prueba, que se disputaría pocas semanas más tarde en Polonia, en la que acabó tercero. Casi es innecesario decir que 2008 fue el año de Mat Rebeaud.

A pesar de no estar del todo en buena forma, Rebeaud estuvo en todo momento en la lucha por revalidar el título de los Red Bull X-Fighters en 2009, llegando a Londres con serias opciones de victoria, pero tuvo que ceder ante el irresistible empuje del ganador final, Nate "The Destroyer" Adams, conformándose con una nada desdeñable tercera plaza.

2010 empezó con un grave accidente que Rebeaud tuvo mientras entrenaba de cara a la prueba inaugural de la temporada, en México. Mat se recuperó con más celeridad de la esperada y, en verano, ya estaba preparado para volver a la acción en el evento de Moscú.

La 10ª plaza obtenida en Rusia demostró que aún no estaba en plena forma, pero le dio la confianza necesaria para afrontar la siguiente prueba, en Madrid, con las suficientes garantías. Y muy bien le fue, ya que acabó en una fantástica segunda posición. La sexta plaza conseguida en Londres y la quinta a la que llegó en Roma le situaron en la séptima posición final del certamen, un resultado para enmarcar, si tenemos en cuenta que solo participó en 4 de las seis pruebas del año.

En marzo de 2011, mientras practicaba el Volt, Mat se rompió el fémur izquierdo, lo que le dejó KO durante casi toda la temporada. Su vuelta al redil, en el evento del Red Bull X-Fighters de Polonia no fue como estaba previsto, ya que el dolor en su pierna aún era demasiado grande como para competir a su mejor nivel.

Los dos últimos años han sido muy duros para el suizo volador, pero Rebeaud no está acabado ni mucho menos. En 2013, Mat ganó varios eventos y consiguió una plata y un bronce en los X Games. No obstante, no tuvo mucha suerte en las pruebas del Red Bull X-Fighters que disputó en Osaka y Dubái, pero ello también significó que tenía un amplio margen de mejora, sobre todo porque en 2007 ya demostró que podía volver con fuerza.

En 2014, el suizo reapareció en Osaka y un nuevo truco que poco han podido imitar le granjeó una sólida quinta plaza. Más tarde, fue capaz de completar el 540 Flair saliendo el quarterpipe, aunque tras llegar a cuartos, Tom Pagès le superó limpiamente. Su undécimo lugar de 2015 le obligó a ser invitado si quieria volver a lucir su repertorio en el Red Bull X-Fighters, en el que ya había introducido el Volt. 

En 2016, el suizo volador no estuvo presente en la prueba de Madrid, pero en 2017 volverá a la capital de España con un nuevo papel, el de juez de la competición. Es decir, si no es Mat el que puede puntuar mejor que nadie los pilotos, ¿quien lo sería?